jueves, 28 de octubre de 2010

Conversaciones con un genio

Conversaciones con Woody Allen (2007), de Eric Lax, es uno de los libros que más he disfrutado en mi vida. Como ya he publicado en este espacio, las cintas de Woody han sido si no una guía, una compañía de primera en mi vida, así que leer sobre el hombre que creó tantas historias cercanas a mí ha sido la mar de entretenido, emocionante y aleccionador como pseudo contador de historias que me gustaría ser.

Lo mejor y más impresionante es que abarca entrevistas del periodista Eric Lax que abarcan ¡40 años!, desde el set de grabación de Sleeper (1973) hasta el estreno de Cassandra's Dream (2007), e incluso vislumbra la realización de Vicky Christina Barcelona (2008) y Midnight in Paris (2011).

Hay gente a quien no le gusta saber los secretos detrás de los trucos de magia, e incluso yo me considero dentro de ellos la mayor parte de los casos, pero me resultó irresistible conocer los detalles detrás de las películas que más me han gustado en la vida. Y este libro abarca todo de la vida profesional de Woody en 8 capítulos inteligentemente divididos como "Guión", "Actores", "Dirección", "Música", "Montaje", y prácticamente todas las etapas en la realización de una película ya que, como buen autor, Woody se involucra en todas y cada una de ellas sin dejar nada en manos de alguien más.

Paradójicamente, aunque Allen está presente en cada aspecto de la realización, tampoco se toma las cosas demasiado en serio, y si bien hace todo lo posible porque todo quede como lo visualizó (haciendo muchos llamados posteriores a la producción en sus primeros años), una vez realizado su trabajo sólo espera poner manos a la obra en el siguiente, sin importarle la crítica ni la opinión de las demás, con la conciencia tranquila de saber que hizo lo mejor que pudo.

La diferencia es que lo mejor que puede Woody sobrepasa el promedio de lo que puede hacer un cineasta común, y esto lo logra gracias al apoyo de la gente con la que ha trabajado por ya casi 50 años. De esta manera, conocemos también los detalles de su labor con personas como los productores con los que colaboró durante más de 20 años, así como dos editores, dos fotógrafo, su coguionista de muchos trabajos Marshall Brickman y, por supuesto, las grandiosas Mia Farrow y Diane Keaton, recordándonos la hermosa labor colectiva que es el séptimo arte.

Indispensable para los fans de Woody Allen, lo van a gozar a morir, pues descubrirán cosas como cuál considera que es su peor cinta, cuáles han sido subestimadas y cuáles son sus favoritas.

2 comentarios:

  1. Me lo regaló mi amiga Diana y me encantó.
    Buen post, te felicito :)

    ResponderEliminar